Formación Montessori

Uno de los principios fundamentales en Montessori es la observación del comportamiento de cada niño, para tratarlo y ayudarlo según su naturaleza, sus tendencias y necesidades.

En su esencia, Montessori está diseñado para enseñar a los niños a pensar profundamente, a pensar por ellos mismos y a pensar en los demás.

Es importante ofrecer un ambiente propicio para el aprendizaje y desarrollo, y una libertad guiada para que cada uno busque sus intereses y ejerza sus habilidades. La libertad no consiste en dejar hacer al niño lo que quiera sin rumbo, sino por el contrario, consiste en marcarle límites exigidos por su propia naturaleza y, dentro de estos límites, permitirle elegir aquella actividad que  lo impulse a un mejor desarrollo.

La filosofía Montessori es "Una Educación para la Vida", se basa en la autoeducación y en la formación de individuos preparados para la vida en sociedad.